Trucos para ahorrar luz en una correduría de seguros

Comentarios (0) Noticias Seguros

Las corredurías de seguros no son ajenas a las nuevas tarifas de electricidad. Pensando en los profesionales de la mediación, compartimos unos trucos para ahorrar luz que les ayudarán a reducir su consumo y pagar menos en el recibo.

hombre sosteniendo una bombilla en sus manos sobre un fondo de un escritorio de una oficina

En las últimas semanas, consumidores privados y pymes no ganan para sustos. Cada día se despiertan con un nuevo máximo histórico en el precio del megavatio hora (MWh). Y los profesionales de la mediación no son ajenos a las nuevas tarifas de electricidad. Por ello, vamos a ofrecerles algunos trucos para ahorrar luz en una correduría de seguros.

¿A quién afecta la nueva factura de la luz?

Según recuerdan desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la nueva factura de la luz comenzó a aplicarse el pasado 1 de junio. Y afecta a todos los consumidores de electricidad. Entre ellos, las corredurías de seguros. En cuanto a sus cambios principales, son los siguientes:

  • Todos los consumidores pasan a tener un peaje con discriminación horaria en los términos de potencia y energía. Es decir: el precio es diferente en función del horario de consumo: valle (precio más barato), llano (precio intermedio) o punta (precio más caro).
  • Aumenta la diferencia de precios, tanto de potencia como de energía, entre los horarios valle y punta.

En el caso de las corredurías de seguros, llevan a cabo su actividad en los horarios llano y punta –los de precios más elevados–, que son los que abarcan la mayoría de actividades comerciales de atención al público: de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 12 de la noche.

¿Qué supone la nueva factura para las pymes?

En cuanto a cómo afecta la nueva factura de la luz a las pymes con suministro de baja y media tensión, la CNMC observa lo siguiente:

  • La principal novedad es que se pasa de una diferenciación de precios, tanto en potencia como en energía, de tres a seis periodos.
  • Todos los días laborales tienen las mismas tres franjas horarias, si bien los precios varían mes a mes.
  • Sábados, domingos y festivos están incluidos en el horario valle (precio más barato) –sin embargo, muchas pymes, como las corredurías de seguros, no abren sus oficinas en esos días–.

En las pymes, el mayor porcentaje de la factura corresponde a la energía consumida (35%), equivalente a la suma de costes de peajes y cargos (34%). Y los impuestos representan el 21% restante.

10 consejos para ahorrar luz en la oficina

Respecto a estos últimos, el pasado mes de junio se aprobó un Real Decreto-ley que reduce el IVA al 10% hasta final de año. Una medida que autónomos y pymes consideran insuficiente. Pensando en los profesionales de la mediación, compartimos una serie de trucos para ahorrar luz en una correduría de seguros.

1. Ajustar la potencia y comparar tarifas

Lo primero que debe hacerse es intentar optimizar la factura ajustando la potencia y los consumos a la nueva estructura de peajes. Ponerse en contacto con varias compañías energéticas, comparar y, finalmente, contratar la tarifa que mejor se adapte a la correduría de seguros es el primer paso para ahorrar en la factura de la luz.

2. Crear una cultura de uso responsable de la luz

Este consejo es básico si deseamos convertir una correduría de seguros en una oficina sostenible. Al igual que sucede con otros aspectos vinculados a una actividad comercial, es esencial que los integrantes de una organización estén concienciados en materia de sostenibilidad y ahorro energético.

3. Utilizar equipos de bajo consumo energético

A la hora de adquirir productos como un monitor de ordenador, es importante saber interpretar la nueva etiqueta energética. La misma muestra el consumo eléctrico. Y a diferencia de la anterior, también contiene más información útil relacionada con la energía y el gasto energético.

4. Evitar el consumo fantasma

Otro truco para ahorrar en la factura de la luz es evitar el consumo fantasma o innecesario de cargadores, teléfonos inalámbricos, ordenadores, impresoras, etc. Si mantenemos todos estos equipos enchufados a la red eléctrica en stand by, su consumo repercutirá en el recibo.

5. Reemplazar la iluminación antigua por otra más eficiente

La iluminación es uno de los principales consumidores de energía en una oficina, por lo que mejorar su eficiencia energética puede llegar a suponer un importante ahorro para las corredurías de seguros. Usar iluminación LED o bombillas de bajo consumo ayudará a ahorrar en la factura de la luz.

6. Instalar sensores y temporizadores de luz

Puede sucedernos a cualquiera: ¿quién no ha abandonado una estancia y se ha olvidado de apagar la luz? Si una correduría de seguros está dividida en varias zonas, los sensores y temporizadores facilitan que solo se utilice la iluminación necesaria en un determinado espacio de la oficina. ¡Es otra opción a tener en cuenta!

7. Aprovechar la luz natural

Curiosamente, una medida de seguridad laboral también puede contribuir a gastar menos electricidad. Según el Real Decreto 486/1997, “siempre que sea posible, los lugares de trabajo tendrán una iluminación natural”. Si las características de la correduría de seguros lo permiten, debe aprovecharse la luz natural.

8. Zonificar el sistema de climatización

Otro de los trucos para ahorrar luz en una correduría de seguros que recomiendan los expertos es zonificar la climatización en lugar de usar un sistema centralizado. De esta forma, en cada área o estancia se podrá seleccionar la temperatura adecuada en función de la ubicación o las preferencias de los empleados y/o clientes.

9. Mantener el aire y la calefacción a una temperatura estable

Ya que nos hemos referido a la climatización, la temperatura del aire acondicionado y de la calefacción también influye en la factura de la luz. Para ahorrar costes y crear un ambiente de trabajo agradable, se recomienda seleccionar una temperatura de 20 o 21 ºC en invierno y de entre 24 y 26 ºC en los meses más calurosos.

10. Comprobar que no se quedan luces encendidas o aparatos conectados

Por último, no hay que olvidar algo obvio: al finalizar cada jornada, cuando se cierre la correduría de seguros, tiene que comprobarse que no se quedan luces encendidas o equipos conectados que puedan incrementar el recibo de la luz. Un último vistazo servirá para no generar un consumo energético innecesario.

Sin duda, estos trucos para ahorrar luz ayudarán a que una correduría de seguros pague menos en su factura. Pero, más allá de estos consejos, es recomendable buscar asesoramiento profesional para estudiar las mejores opciones tanto a la hora de contratar una tarifa como de instalar o mantener equipos.

Por ejemplo, gracias a los expertos podremos revisar el aislamiento térmico, conocer lo último en domótica e inteligencia artificial para ahorrar luz, instalar medidores de consumo, utilizar aplicaciones que posibilitan tener una visión del gasto energético, analizar alternativas de autoconsumo, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Blog para corredores de seguros

Sobre Senassur

Bienvenido al blog de Senassur, la correduría de seguros especializada en seguros para vehículos.

Categorías

Senassur en Linkedin

siguenos en twitter

Sitios de interés

Senassur- Acceso Mediadores